Foto obdifbhkcnlaahdj
Sin comentarios 870 veces visto

El drama de miles de familias andaluzas se agudiza por la falta de pago de las prestaciones por ERTE, convirtiéndose en azote social.

El refrán versa “entre todas la mataron y ella sola se murió”. Esta pequeña mención es perfectamente aplicable a la situación dramática que miles de familias andaluzas padecen en la actualidad, derivado de incompetencias del SEPE y de las propias empresas que han enviado a ERTE a multitud de personas trabajadoras derivado de la pandemia.

Mientras que SEPE alega falta de plantilla y desde CGT lo corroboramos, las empresas se dedican a despreocuparse de la situación de sus plantillas y que estas “se busquen las habichuelas”, sin importarles las condiciones de infravida en las que se ha situado a multitud  de personas trabajadoras y sus familias por errores de las empresas y sus gestorías o por los recortes de personal en la Administración tras años consecutivos de amortización de puestos de trabajo, algo que también está dejando en evidencia el coronavirus.

Muchas de las trabajadoras y trabajadores afectadas por ERTE están engrosando las colas del hambre que podemos ver en cualquier ciudad, derivado de falta de atención por la Administración para acelerar la regularización de las prestaciones que les corresponden. Pero no vale de nada buscar responsables, hay que buscar soluciones urgentes a las andaluzas y andaluces que por H o por B llevan sin ingresar ni un solo euro para el sustento de sus familias derivado de la incompetencia del Ministerio de Empleo y de las empresas (en muchos casos verdaderas agencias de destrucción de vida al no haber hecho sus deberes para facilitar el cobro de prestaciones a sus empleadas y empleados).

Estamos ante una Emergencia Social para muchos conciudadanos, preludio de la que está por llegar y contra ello se alza CGT Andalucía con actuaciones que sirvan a todas las personas afectadas para poder expresar su rabia y levantar la voz ante la indefensión y abandono al que se les somete. Para ello hemos puesto en marcha una campaña a través de Change.org exigiendo a la Ministra de Empleo y al SEPE que se regularicen de urgencia el abono de las prestaciones que se adeudan desde el 14 de marzo y con ello también a que se aplique “mano dura” contra aquellas empresas incumplidoras y despreocupadas de sus plantillas. http://chng.it/HKYN9Zz4GY

También, CGT está dando soporte legal a las afectadas y afectados para poder manifestarse, por supuesto, respetando las premisas del Ministerio de Sanidad, ante las sedes del SEPE, como la que se realizará el próximo viernes en Málaga a las 11h.

El Ministerio debe pasar de las palabras a los hechos y velar porque se abonen las prestaciones correspondientes de inmediato, con ello se contribuirá a que muchas familias puedan tener algo que llevar a la mesa cada día.

Desde CGT Andalucía, nos preguntamos si lo que está pasando con la falta de plantilla en el SEPE para el abono de las prestaciones será la imagen en la que debamos mirarnos para el percibo del ingreso básico vital, que aun habiendo sido muchas veces anunciado, no termina por llegar.

 

Miguel Montenegro, Secretario General CGT Andalucía, Ceuta y Melilla

Recomendados

¿Que reclama CGT en la huelga del Sector Público en Andalucía el 28 de mayo?

¿Que reclama CGT en la huelga del Sector Público en Andalucía el 28 de mayo? [...]

La CGT se persona en el proceso de los ERE falsos

La Confederación se ha personado como acusación, ejercitando la acción popular, en las diligencias previas del caso de l [...]

"El negocio del siglo en la Junta ha sido la formación"

El funcionario Teodoro Montés, testigo protegido de la juez Mercedes Alaya, ha denunciado que los cursos de formación ha [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es ocho + diez ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.