Foto arton2869
Sin comentarios 1265 veces visto

En Túnez sigue la presión en la calle. Avances y retrocesos en el proceso democrático

En Túnez sigue la presión en la calle.
Avances y retrocesos en el proceso democrático

Tras haber conseguido derribar el primer gobierno de unidad nacional y haber obligado a la dimisión de la mayoría de los ministros del RCD, la presión popular sigue en la calle, a pesar de que la concentración que se mantenía desde hace varios días frente al despacho del primer ministro en la plaza de la Kasba fue disuelta violentamente por la policía.

Es evidente que, aunque en estos momentos no haya manifestaciones masivas contra el actual gobierno, la lucha y la movilización popular sigue consiguiendo avances en el proceso democrático.

Para empezar, el miércoles fueron destituidos 30 de los principales jefes de la policía. Por ahora, un total de 42 responsables de las fuerzas de seguridad han sido sustituidos, incluyendo a jefes de seguridad y de la seguridad presidencial. El nuevo ministro tunecino del Interior, Farhat Rajhi, ya ha anunciado que su predecesor, Rafik Belhaj Kacem, iba a ser detenido por su responsabilidad en la violencia empleada contra los manifestantes durante la Revolución.

La mayoría de los presos políticos han sido liberados y hay una prensa más libre. Por otro lado, el partido de Ben Ali, Reunión Constitucional Democrática (RCD), va a ser disuelto. El domingo, fue anunciada la suspensión de sus actividades, como paso previo a la petición de disolución a presentar en los tribunales de justicia.

También han sido aprobadas indemnizaciones de 14.000 dólares para las familias de los muertos y de 2.000 dólares para los heridos, así como la promesa de levantar la próxima semana el estado de emergencia.

Retrocesos en el proceso

El nombramiento de los nuevos 24 gobernadores de las provincias, de los cuales 20 pertenecen al antiguo partido de Ben Ali, ha provocado numerosas manifestaciones y enfrentamientos en distintos puntos de Túnez.

Los incidentes más graves han ocurrido en Kebili, al sur del país, donde un joven murió tras haber recibido una granada de gas lacrimógeno en plena cabeza por parte de la policía y 5 personas más resultaron heridas. Los manifestantes protestaban por el nombramiento del nuevo gobernador de la región, perteneciente al RCD

En la cuenca minera de Gafsa, centro del levantamiento de 2008, los manifestantes han obligado al nuevo gobernador de Gafsa, Mohamed Gouider, este domingo, a abandonar su despacho y salir huyendo en un vehículo militar, protegido por el ejército, bajo la presión de numerosos manifestantes que pedían su dimisión.

Depuración del aparato represivo

Otro de los objetivos de las manifestaciones es la depuración de los policías directamente implicados en la represión y de los “Omdas”, agentes del partido-estado que controlaban los empleos y la atención en los servicios públicos como hospitales para lo que exigían dinero y sumisión.

En Le Kef, miles de jóvenes han intentado asaltar la comisaría de policía, exigiendo la depuración del jefe de policía por abuso de poder y su papel represivo. La policía abrió fuego causando 4 muertos y 17 heridos. El jefe de policía ha sido detenido a raíz de estos incidentes.

En Kasserine, donde hubo más de 50 muertos en la lucha por derribar al dictador Ben Ali, la población ha elaborado una lista con 21 personas a detener: el alcalde, el gobernador, los jefes de la policía política y los “omdas”.

El descontento social sigue presente

El nombramiento de los nuevos gobernadores pretende asestar un golpe a las experiencias de autoorganización y consolidar la posición del gobierno, cada vez más abiertamente apoyado por la UE y EEUU. El nuevo gobierno, con la visita del nuevo ministro de asuntos exteriores Ahmed Ounaies a Europa, ha querido dar garantías de que lo ocurrido en Túnez no supone una revolución y que la dictadura de Ben Ali ha sido “un simple paréntesis despótico” antes de recuperar la normalidad.

Por otro lado, sicarios de Ben Ali siguen provocando disturbios para intentar justificar la represión de las movilizaciones e impulsar la desmovilización popular. En Sidi Bouzid, dos policías han sido detenidos, sospechosos de haber provocado un incendio en el que murieron dos jóvenes que estaban detenidos.

Pero el pueblo no está dispuesto a que confisquen su revolución. El encuentro, la semana pasada en la capital, del Frente 14 de enero, con amplia participación de comités populares de distintos puntos de Túnez y la continuidad de las experiencias de autogestión y autoorganización de distintas localidades y sectores sigue abriendo posibilidades de que el proceso de transformaciones siga avanzando. Por otro, las asambleas de parados siguen convocando concentraciones, exigiendo un cambio en la política social y económica de Túnez y manteniendo la presencia en la calle.

Mouatamid

Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR. II. de la CGT
.

Galeria

Recomendados

Exposición de "todos (...) los nombres_" en Dos Hermanas (Sevilla)

El proximo dia 19 de Julio a las 19 horas tendra lugar la inauguracion de la exposicion de {"Todos (...) los nombres"} e [...]

Los obreros de SMESI reanudan su lucha

{Los obreros de SMESI reanudan su lucha } Los obreros de SMESI, trabajadores de las minas de Khouribga, despedidos [...]

CGT inicia una campaña contra la imposición de la administración electrónica en las oficinas de atención al público.

CGT inicia la campaña contra la imposición “a las bravas” del uso obligatorio de internet y plataformas de telemarketing [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es dos + seis ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.