Foto arton2676
Sin comentarios 1179 veces visto

Llamamiento de CISA a la solidaridad con Rachid Malaoui, presidente del SNAPAP de Argelia

CISA envía una carta abierta al Presidente Abdelaziz Bouteflika sobre los obstáculos a la libertad de circulación impuestos al Presidente del SNAPAP, el Sr. Rachid Malaoui, y llama a la solidaridad financiera con este último

En septiembre de 2006, el Sr. Rachid Malaoui, presidente del SNAPAP (Sindicato nacional autónomo del personal de la Administración pública), entonces de estancia en Francia, debió hospitalizarse con urgencia en el Centro hospitalario de Meaux para someterse a una grave operación destinada a curar una tuberculosis. Una vez realizados todos los trámites necesarios para que la factura hospitalaria correspondiente (16 457,99 euros) fuera pagada, como lo prevé el Convenio internacional de seguridad social francoargelina, por la Caja nacional de los seguros sociales de los trabajadores asalariados de Oran (de la que depende el Sr. Malaoui), la parte argelina no ha respetado esta obligación.

Por este hecho, el Tesoro público francés reclama hoy al Sr. Malaoui regular la suma debida, lo que le es extremadamente difícil vistas sus muy modestas rentas de funcionario argelino. Eso ha provocado la imposibilidad para el Sr. Malaoui de obtener un visado a Francia y todo país del Espacio Schengen mientras no se pague la factura hospitalaria. Esta situación kafkiana, de la que el Sr. Malaoui no es de ninguna manera responsable, constituye a los ojos de CISA una forma de acoso burocrático por parte del Estado argelino, destinad a impedir a este destacado sindicalista poder viajar a Europa con el fin de desarrollar las relaciones entre su sindicato autónomo y sus homólogos europeos: se trata, evidentemente, de un nuevo y muy grave obstáculo a la libertad de circulación y a la libertad sindical, especialmente amenazada en Argelia.

Por una carta abierta dirigida este 28 de octubre de 2010 al Presidente Abdelaziz Bouteflika (véase documento adjunto), CISA ha alertado a este último sobre la situación del Sr. Malaoui, pidiéndole intervenir ante los organismos argelinos en cuestión, para que cumplan con sus obligaciones legales y que el Sr. Malaoui pueda así recuperar la libertad de movimiento que debe ser la de todos los militantes sindicales en los Estados democráticos.

En paralelo, consciente que el Estado argelino sigue hoy pisoteando estas libertades sindicales obstaculizando constantemente la acción legítima de los sindicatos autónomos, y vista la gravedad de la situación del Sr. Malaoui, CISA hace un llamamiento a la solidaridad con este último, pidiendo a todas las personas y organizaciones preocupadas por manifestar su solidaridad con la acción ejemplar de los sindicatos autónomos argelinos de dirigir donaciones financieras a CISA, que los transmitirá al Sr. Malaoui para permitirle pagar la deuda indebida que se le exige.

A ingresar

- Por transferencia a la cuenta bancaria de CISA (con la mención «Solidarité Malaoui») :

RIB : 42559 00003 41020013444 92

IBAN : FR76 4255 9000 0341 0200 1344 492 (Code BIC : CCOPFRPPXXX)

- Por cheque a la dirección de CISA, con la orden «CISA/Solidarité Malaoui ».

Recomendados

CGT se moviliza contra la reforma de la ley del aborto de Gallardón

Este viernes 7 de febrero compañeros/as de CGT, formaron parte del grupo de unas 400 personas, que salieron a la calle e [...]

CGT impugna ante el SERCLA un artículo del Convenio Colectivo de Damas Málaga

CGT ha impugnado el art 9 del Convenio Colectivo de Damas por vulnerar el real decreto 1561/95 modificado por el real de [...]

Telefonica: ¿vigilancia de la salud?

Han sido las recientes reformas laborales las que han convertido la enfermedad común, en ciertos supuestos y con tasas d [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es dos + uno ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.