Foto arton3311
Sin comentarios 1496 veces visto

29 de octubre: Manifestación en Sevilla por el derecho a la vivienda

Vivir es habitar, el disfrute de una vivienda digna no es un sueno para el futuro sino una exigencia para el presente. Disponer de un lugar seguro y confortable donde gozar, desarrollar y compartir nuestra intimidad con las personas queridas no es algo que pueda discutirse, aplazarse o remediarse; es la premisa innegociable de una vida que merezca ese nombre. La posibilidad de disponer de ese lugar donde habitar presenta en la actualidad, para muchos de nosotros, unas dificultades que se han ido fraguando a lo largo de los anos de muy diversas maneras.

En realidad, la crisis viene de lejos: para quienes sufrian el acoso inmobiliario, para los que a diario recibian ordenes de desahucio, para los afortunados por los sorteos de viviendas municipales que no podian pagar, para quienes consumian su juventud en casa de sus padres sin poder emanciparse, para quienes tenia en vilo la hipoteca mensual, para el conjunto de la ciudadania a la que la corrupcion urbanistica saqueaba a diario…, las penalidades no son nuevas.

Dice la Junta de Andalucia que hara falta construir 700.000 viviendas para remediar esto, algo que nos da cuenta de la magnitud del problema y de la cantidad de gente necesitada. Y es una cifra que se parece demasiado la gran cantidad de viviendas vacias que, segun un estudio de la Junta de Andalucia ascendian en nuestra comunidad a 621.128 y ahora son muchas mas.

El enorme fraude social y politico que supone que un pais mantenga cientos de miles de personas sin una vivienda digna, mientras otras tantas quedan vacias, no puede consentirse.

Debe quedar claro desde el principio, el precio de venta de la vivienda no se fija por lo que cuesta construirlas y comercializarlas, sino que depende de la capacidad para pagar del que la compra, que se ve forzado a aceptar los precios que se le imponen a pesar su ascenso continuo hasta el comienzo de la actual crisis. Sonando que el esfuerzo merece la pena porque es una inversion segura, muchos se angustiaban diariamente porque sus salarios bajos y precarios no le daban para satisfacer la codicia de los promotores. Esa diferencia entre lo que cuesta construir una vivienda y lo que cuesta comprarla ha ido aumentado por la facilidad con la que daban los bancos dinero a credito por medio de hipotecas sobre las propias viviendas, algo que a su vez motivo la subida el precio del suelo, cuyo unico valor era su expectativa de beneficio.

Otro aspecto es la dificultad para mantener y mejorar gran cantidad de viviendas en propiedad edificadas a mediados del siglo XX, como pasa en muchos barrios de Sevilla. Estas viviendas fueron en muchos casos la solucion al problema de las chabolas o el subarriendo, y son la unica gran inversion realizada por cada familia a lo largo de su vida.

En numerosos casos, las inversiones a realizar son inasumibles por los propietarios, a menudo poblacion envejecida que llego al barrio cuando este se construyo y cuyos unicos ingresos son la pension que cobran cada mes.

El alquiler de vivienda presenta tambien el grave problema de que, siendo una de las formas de acceder a un bien indispensable, la renta que se consigue tras restar los gastos de mantenimiento es bastante mayor que el beneficio que se podria considerar habitual por la comercializacion de cualquier otro bien. Esto, unido a la escasez de la oferta en nuestro pais comparado con el entorno europeo y la definicion por ley del periodo maximo de vigencia del contrato, genera enorme inseguridad en el inquilino.

Nos cuenta la Junta que Andalucia se sale. Quien de verdad se sale es Fernando, Carmen, Juan o Chari cuando el Juzgado lo echa de su casa por haber cumplido el plazo del arrendamiento o no pagar la hipoteca.

La respuesta de las instituciones frente a toda esta situacion ha sido dejar la direccion de las actuaciones sobre vivienda en manos de las empresas inmobiliarias simulando intentar remedios a los danos colaterales mas evidentes, como muestran la escasez de las viviendas publicas de alquiler, las dificultades y retrasos en la recepcion de las ayudas a la rehabilitacion o la venta del patrimonio publico de suelo y vivienda.

Mientras, saludaban el crecimiento de la economia del ladrillo y no escuchaban las advertencias de quienes anunciaban el desastre ni las protestas de los excluidos.

Mantuvieron el problema tapado hasta que la gente salio a gritarlo a la calle, y entonces comenzaron a predicar un rosario de medidas para acallar su malestar y simular que oian sus voces. Minipisos, ayudas al alquiler joven, viviendas de emergencia, sorteos, deducciones fiscales … una sarta de parches siempre tardios y nunca suficientes con los que nos marean hasta el agotamiento.

Lo que de veras necesitamos es que el disfrute de una vivienda decente no dependa del mercado. Que nuestro derecho a vivir con independencia y dignidad no lo decidan entre cuatro negociantes ni lo echen a suerte mediante las vueltas de un bombo. La gente tenemos claro tres cosas: una, lo que necesitamos es simplemente un alojamiento digno, estable y al alcance de nuestros ingresos; dos, nuestra necesidad y nuestro derecho es mas importante que los negocios de los corruptos, banqueros y promotores; y, tres, somos la inmensa mayoria y por tanto mas fuertes que ese punado de especuladores.

Lo que compete al estado, es garantizar el disfrute de una vivienda digna a todos los ciudadanos, no regalarsela ni enriquecerlos. Quien quiera aumentar su patrimonio es libre de hacerlo, pero en el mercado y por su cuenta. Ha llegado la hora de hacer efectivo el derecho universal a la vivienda.

Hace falta ya un servicio publico de vivienda: un parque de viviendas de propiedad del Estado a disposicion de cualquier persona que lo demande con alquileres que no superen el 15% de los ingresos, porque la sociedad tiene los medios suficientes para organizarlo. Miles de casas sin gente esperan a miles de gente sin casa.

Mientras tanto, es preciso adoptar algunas medidas que impidan que quienes hoy tengan un lugar donde vivir, lo pierdan:

Estas son nuestras propuestas:

Mantener el patrimonio publico existente en la actualidad

1.- Cese inmediato de la privatizacion del parque publico de vivienda de todas las Administraciones Publicas (Estado, Comunidades Autonomas y Ayuntamientos); unificacion de la administracion de todas las existentes.

2.- Cese inmediato de la venta del patrimonio publico de suelo.

Los recursos publicos para la vivienda publica.

3.- Reorientar toda la actividad de promocion e inversion publica destinada a vivienda, hacia la vivienda publica en alquiler y hacia la rehabilitacion (en este caso, con contraprestaciones sociales por parte de los propietarios que se beneficien de tales ayudas).

4.- Creacion de un Banco Publico que sirva, entre otras cuestiones, a la politica publica de vivienda.

5.- Erradicacion de la infravivienda satisfaciendo la necesidad de una vivienda digna.

Vivienda abandonada, vivienda ocupada; rehabilitar y poner en uso las viviendas vacias.

6.- Expropiacion de la facultad de uso por tiempo de cinco anos prorrogables de las viviendas de propiedad privada que permanezcan desocupadas de manera habitual durante un ano, para cederlas en arrendamiento con rentas equivalentes al 4% anual de su valor fiscal, nunca superior al 15% de los ingresos del inquilino.

7.- Expropiacion de las viviendas cuyos propietarios desatiendan su deber legal de conservarlas en adecuadas condiciones de habitabilidad, ya las tengan arrendadas o vacias, para, previa su rehabilitacion, cederlas en arrendamiento con la renta anteriormente expresada.

8.- Despenalizacion por el Parlamento de la nacion de la ocupacion pacifica de viviendas deshabitadas.

Mientras la crisis pasa, no me toques la casa.

El problema de las hipotecas.

9.- Para los hipotecados de su residencia habitual, moratoria de las ejecuciones hipotecarias por impago. Ademas, derecho a la reordenacion judicial sin nuevos intereses del pago de su deuda hipotecaria con reduccion temporal de su cuota hipotecaria al 25% del importe de sus ingresos y derecho a la dacion en pago de su vivienda saldando plenamente su deuda. Reforma de la Ley Hipotecaria.

Seguridad para el alquiler.

10.- Acordar una moratoria inmediata de dos anos de duracion de los desalojos de viviendas arrendadas que se promuevan o puedan promoverse con motivo de la finalizacion del termino de vigencia del contrato o por impago de la renta (con aseguramiento publico) cuando los ingresos del inquilino no superen doble del salario minimo.

11.- Reformar de la Ley de Arrendamientos Urbanos, de forma que:

11.1.- Reinstaure el sistema de prorroga forzosa anual de los contratos de arrendamiento de vivienda, a instancia del inquilino/a, tradicional en el derecho arrendaticio espanol, junto al derecho de subrogacion de la pareja y de los hijos menores de treinta anos.

11.2.- Limite la renta anual exigible en los arrendamientos de vivienda al 5% de su valor fiscal.

11.3.- Suprima el caracter sumario del procedimiento de desahucio por falta de pago, permitiendo la enervacion cuantas veces la efectue el inquilino y exigiendo gravedad en el incumplimiento de la obligacion de pago para que prospere.


El derecho de acceso a la vivienda ha de ser igual para todos y debe garantizarse fuera del ambito del mercado y del negocio. Como en los colegios y los hospitales, no debe discriminarse a nadie en funcion de sus ingresos; esa es la clave del caracter universal de un derecho. Los recursos para financiar la obtencion de las viviendas necesarias deben salir de los impuestos sobre la renta y el patrimonio. Como salen los dedicados a la construccion de carreteras, edificios publicos o colegios. ?Acaso compramos los pupitres donde nos instruimos, las camas en las que nos curamos, los trenes en los que viajamos o las calles por las que paseamos?

Ante la grave situacion que padecemos y con los medios de comunicacion copados por los poderosos, muchas personas nos preguntamos angustiados: ?que pasara?

Pasara lo que el pueblo quiera que pase. Que la salida a la crisis sea beneficiosa para nosotros va a depender de nuestra capacidad para unirnos y organizarnos, para plantar cara con firmeza y para descubrir entre todos las soluciones que necesitamos.

Galeria

Recomendados

Exhumaciones privadas y la falta de financiación, demandas a la nueva ley de Memoria Democrática

El nuevo marco legal memorialista retrasa su trámite parlamentario, previsto en junio, debido al negociado de la Memoria [...]

SEMANA DE ACCIÓN GLOBAL CONTRA LA DEUDA 8 - 15 OCTUBRE

Del 8 al 15 de octubre se celebra en todo el mundo la Semana de Acción Global contra la Deuda y las Instituciones Financ [...]

Mayo de 2013. De la indignación a la rebelión

Este mes de mayo el movimiento 15M vuelve a las calles de las que, por otra parte, nunca se ha ido. Hace ya dos años una [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es diez + cuatro ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.