Foto jmkjjbfjpoblifaj
Sin comentarios 2686 veces visto

La empresa CLECE intenta frenar las protestas del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) con sanciones y despidos en Almería

Un despido y una sanción de diez días de suspensión de empleo y sueldo para intentar silenciar a todo el colectivo en su grito creciente por la dignificación y el reconocimiento profesional.

Clece ha procedido a represaliar a quienes vienen protagonizando en Almería actos públicos de denuncia sobre la situación que padecen las trabajadoras del SAD. Especialmente llamativa es la carta de despido a la compañera Paula que fue la protagonista el pasado 19 de diciembre de una performance en la que se visualizaba la situación del Servicio de Ayuda a Domicilio dentro de la jornada andaluza por la dignidad del Servicio de Ayuda a Domicilio.

La empresa de Florentino Pérez, a través de unos gestores sin escrúpulos, quiere atajar la creciente indignación de las plantillas del SAD en Andalucía y mediante actuaciones represivas y coacciones, apagar la llama de esperanza de poner fin a la subcontratación y al desprecio profesional que sufren las auxiliares de Ayuda a Domicilio, sometidas a la precariedad más absoluta, al abuso empresarial, a la desprotección total por falta de EPI´s, a contratos fraudulentos, a salarios de miseria que ni respetan los mínimos del Convenio Estatal, etc.

Clece no quiere perder la tarta de dinero público que le está metiendo  miles de millones de euros en sus arcas a costa de la explotación laboral de miles de mujeres y hombres del SAD en Andalucía con el beneplácito de las administraciones, desde Diputaciones a Ayuntamientos de todos los colores políticos y por ello quiere cortar el movimiento subversivo de dar a conocer las condiciones reales en el trabajo de unas personas que son consideradas esenciales para impedirles poder ejercer el derecho Fundamental a la huelga pero despojos humanos y esclavas en lo que se refiere a trabajar dignamente y con mínimos derechos.

En Almería, el gerente de Clece, Diego López, se ha convertido en brazo ejecutor y arruinador de vidas de unas simples trabajadoras sociosanitarias que sin hacer daño a nadie y dentro de la legalidad, intentan dar a conocer a la sociedad la realidad del trabajo en Ayuda a Domicilio y el sometimiento que se les hace padecer, aprovechando sus imperiosas necesidades de trabajar para poder llevar un mínimo sustento a sus casas.

Para CGT esta actuación de Diego López en particular y de Clece en general no va a ser una anécdota y nos ponemos en marcha para desenmascararles socialmente con todos los medios a nuestro alcance, a fe que no se les va a olvidar ser tan malas personas por mucho dinero que posean y puedan comprar voluntades políticas y comunicativas.

 En el siguiente enlace, parte de un video por el que Paula ha sido despedida https://www.facebook.com/CGTAndalucia/videos/193480959158918

Recomendados

Éste 18 de julio vamos a dar un golpe

Ese día, el contador de víctimas de la página www.todoslosnombres.org alcanzará los 100.000 registros. [...]

18 de julio de 2019, el ‘golpe’ de 100.000 represaliados del franquismo contra el olvido

La asociación Todos los nombres supera en internet este listón de víctimas mientras el Gobierno andaluz prevé vetar las ayudas para la recuperación de la memoria histórica [...]

CGT pide ampliar el plazo para las mujeres vejadas en el franquismo

La Junta de Andalucía aprobó una indemnización de 1.800 euros. El grupo de trabajo de memoria histórica de CGT-A, impu [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + cuatro ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.