Foto Imagen1
Sin comentarios 679 veces visto

Declaraciones de apoyo a las compañeras del SAD del Ayuntamiento de Marinaleda por parte de Miguel Montenegro, Secretario General de CGT Andalucía.

 
Marinaleda ha sido, y es, un referente para toda Andalucía por su lucha en la recuperación de derechos sociales, la lucha por la recuperación de la tierra de manos de latifundistas y por la proyección social para su pueblo.
 
Pero en este caso no se están respetando los derechos de las trabajadoras del SAD del ayuntamiento, y en no vamos a tener ningún atisbo de duda en defender a las compañeras. Por qué a CGT le da igual el gobierno, el partido político o el líder. Defendemos los derechos de los trabajadores y trabajadoras.
 
 

Recomendados

CGT denuncia el boicot continuo del equipo de Gobierno del Ayutamiento de Úbeda

La sección sindical del CGT denuncia que le resulta imposible realizar su función sindical en el ayuntamiento, debido a: [...]

Movilizaciones de la Federación Nacional del sector agrícola de la UMT de Marruecos

El pasado 18 de octubre, centenares de obreros y obreras agrícolas de la región del Gharb se desplazaron a Rabat para ex [...]

Grupo Konecta en el punto de mira por la utilización de una fórmula fraudulenta en la contratación de su plantilla

CGT Sevilla, ha presentado el pasado lunes 3 de Febrero la quinta denuncia ante la Inspección de Trabajo de Sevilla, para comunicar los hechos que se producen: la vulneración de los derechos laborales en la contratación [...]

0 comentarios

Aún sin comentarios

Puedes ser el primero en comentar esta noticia!

Deja tu Comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con el simbolo *

¿ Cuanto es uno + cinco ?

Los comentarios están moderados, por lo que no se garantiza su publicación. La web no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.